El Taller Edogawa

En su profesión Edogawa II era muy bien considerado por sus gustos estéticos (aumentados por ser escultor, pintor y mago).  Ha dejado un gran legado en la industria pesquera. Muchos consideraban que sus aparejos fueran obras de arte.  Dentro del distrito Chiyoda ubicado en Tokio lo declaró un gran valor intangible en la cultura Japonés.  Edogawa III, un maestro de qigong y escritor de caligrafía, ponía mucha esfuerza en la calidad de  cada aparejo desde su participación en La Conferencia Nacional De Libre Comercio De Aparejos De Pesca fundado en 1956.  La Comisión De Libre Comercio reconoció a Edogawa para sus esfuerzas en representar bien todos los japoneses fabricantes de aparejos de pesca.  Los artesanos Edogawa expandieron sus productos por diseñar el método “Mixta Mágica”. Este método es una balanza de fibra de vidrio compuesto y material sensitivo de fibra carbón grafito.   Es un favorito dentro de los pescadores.  El Taller Edogawa también es famoso por sus series de aparejos Hoso-Karu-Pin (serie ligero, sensitivo y superfino y Kongou (serie diamante).   Y ahora, El Taller Edogawa es la única marca de aparejos reconocidos por el Ministerio De Economía, Comercio E Industria como una fabricación tradicional.  Y ahora, el joven futbolista americano Edogawa IV, pone todas sus fuerzas en exportación, incluyendo a los países China, Hong-Kong, Taiwán y Corea.

Certificado De Reconocimiento por el Ministerio De Economía, Comercio E Industria.

Artesanos endureciendo el bambú con carbón vegetal

Edogawa II (la izquierda) como presidente de la Conferencia Nacional De Libre Comercio De Aparejos De Pesca a la inauguración De La Feria Comercial Osaka 2006.